Oscar Rodríguez

 

Una toma clandestina en un gasoducto de gas de Petróleos Mexicanos (Pemex), causo una fuga de amoniaco, en inmediaciones del municipio de San Juan Guichicovi, -que se ubica en la zona del Istmo de Tehuantepec-, donde se activó un operativo para recuperar la sustancias y evitar un daño mayor al medio ambiente.

Al lugar del incidente  arribo personal especializado del Sector Pemex -Cosoleacaque de Minatitlán, Veracruz y brigadistas coordinación con Protección Civil, Pemex para activar un Plan de Respuesta a Emergencias que realizó acciones de mitigación y de recuperación del gas.

La vocería de la refinería rechazó que el incidente haya generado daños a la población civil, ya que el lugar donde ocurrió la fuga  es de difícil acceso y no existe población asentada en las proximidades.

Se reportó que  los trabajos de reparación en el ducto se realizan bajo los estrictos estándares de seguridad industrial y ambiental, siendo estos supervisados minuciosamente hasta su culminación.

De forma simultánea la unidad jurídica de Pemex integro una carpeta de investigación ante la Fiscalía General de Justicia ante las acciones vandálicas que se realizaron, al romperse el ducto.

En tanto el líder de Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni) Carlos Beas, reclamó la actuación de Pemex que se ha negado a cubrir a los campesinos y pescadores las indemnizaciones por los daños ambientales generado la zona a causa de sus accidentes industriales.

Advierte que en la zona humedad del Istmo, hay afectaciones irreversibles por la contaminación de campos de cultivo y lagunas, donde incluso hasta mortandad de especie se ha generado.

Afirmó de que desde antes que se instalara el gasoducto se solicitó la presentación de un plan de mitigación al ecosistema por fugas, del cual no se tiene conocimiento, y mientras tanto siguen reportándose los daños ambientales.

FUGA EN ESCUELA

En tanto unos 426 alumnos, 18 profesores y 50 administrativos de la escuela secundaria “Justo Sierra”, que está ubicada en el municipio conurbado de Santa Lucía del Camino,  fueron evacuados por brigadistas de la Coordinación de Protección Civil (CEPCO) al reportarse una fuga de gas en las inmediaciones.

Luego del desalojo de las instalaciones una  comisión integrada por el Director General del nivel primarias, Protección Civil y Servicios Regionales del Instituto estatal de educación pública de Oaxaca (IEEPO) y especialistas y brigadistas de la Coordinación de Protección Civil, realizaron una inspección ocular en toda la escuela, revisando las coladeras y drenajes así como la supervisión circundante de la zona.

Tras el operativo se acordó como medida preventiva suspender clases hasta determinar el origen del olor a gas.

En entrevista el  coordinador de protección Civil y emergencia escolar del IEEPO, José de Jesús Núñez Grijalva indicó que por seguridad  y para verificar con mayor detalle la situación,  las clases fueron suspendidas este martes, tanto en el turno matutino como vespertino.

Explicó que durante el día se programaron tres monitoreos en la institución así como en los negocios cercanos; además, se inició un análisis de riesgo circundante, ya que en una primera evaluación se descartó que el problema sea al interior de la escuela.

 

Deja un comentario