Gerardo Gutiérrez Candiani: Firma de convenio de coordinación para la ZEE de Progreso

0
116

jueves, 5 de abril de 2018

 

Maestro de ceremonias: Enseguida hará uso de la palabra el licenciado Gerardo Gutiérrez Candiani, titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales.

Gerardo Gutiérrez Candiani, titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales: Buenas tardes tengan todos ustedes.

Me dice aquí un compañero y amigo empresario que le pida también para Progreso, pero a mí sí me corren, entonces yo no puedo pedir.

Es realmente significativo que el señor presidente de la República, el licenciado Enrique Peña Nieto, sea testigo de honor de este compromiso que hacemos entre los tres órdenes de gobierno para asegurar la viabilidad y el éxito de esta zona económica, cuyo decreto emitió en Salina Cruz, Oaxaca el pasado 18 de diciembre.

Gracias, señor Presidente por su visión y la determinación para materializarla; por su liderazgo como impulsor del proyecto de las Zonas Económicas Especiales y, particularmente, por el apoyo a Progreso, Yucatán.
Gracias, Presidente.

(Aplausos)

Nuestro reconocimiento, por supuesto, también al señor gobernador, Rolando Zapata Bello, quien igualmente se comprometió personalmente y con su gobierno y con lo que estamos haciendo justo.

Gracias, señor gobernador.

(Aplausos)

Y, por supuesto, agradezco la presencia de los secretarios de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya y de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, con la gratitud por el respaldo y apoyo para el proyecto de las Zonas Económicas.

También, por supuesto, a los representantes de los ayuntamientos encabezado por el por el presidente municipal de Progreso; a los señores empresarios, a mi amigo, el senador, Emilio Gamboa; a los Poderes de Yucatán, aquí representados; a los presidentes y hermanos de las organizaciones empresariales encabezadas por José Manuel López.

Felicidades, presidente. Muchas felicidades. Es nuestro nuevo presidente de Concanaco Nacional.

(Aplausos)

A las Fuerzas Armadas. En general a toda la sociedad de Yucatán, gracias.

Felicitar al Gobierno y al pueblo de Yucatán por este extraordinario Centro Internacional de Congresos de Yucatán, fortalece aún más la posición de Mérida y del estado en su conjunto -como bien ya se dijo- como destino turístico y de negocios de clase mundial cada vez más diversificado y completo.

Este, sin duda, es el caso de lo que será la zona económica de Progreso, hacia la que hoy damos otro paso más para su consolidación con el convenio de coordinación que hoy firmamos la Federación, el Gobierno del estado y los municipios que conforman el área de influencia de esta zona.

Esta zona económica -valga la redundancia- es muy, muy especial, secunda el proyecto y proyecta horizontes más amplios un proceso en que el Gobierno del estado, el empresariado yucateco, el sector académico y la sociedad en general han impulsado desde hace años.

Juntos nos convencimos de ir adelante con una zona con una vocación productiva muy específica, pero estratégica para el país; en un sector en el que ya venían trabajando de la mano con el Conacyt y la Canieti para impulsar actividades relacionadas con tecnologías y servicios de información y comunicación.

Todo esto, desde la concepción del gran reto y de alguna de las mayores oportunidades de la economía del siglo XXI residen en este sector, pero aún más, en el capital humano, fundamento de una dinámica de productividad, transformación económica y creación de valor agregado para un desarrollo sostenible y sustentable.

En este contexto se ubica la zona de Progreso con un potencial -como bien dijo el secretario- de más de dos mil millones de dólares para potenciales inversionistas, así como 30 mil nuevos empleos bien remunerados; esto para las próximas dos décadas.

Estas nuevas plazas serán los frutos del equipo que hemos hecho para redondear la conformación de un clúster sólido en este campo, en un compromiso que hoy refrendamos ante el presidente de la República en este convenio de coordinación que suscribimos.

El convenio de coordinación se suscribe y responde al desafío inherente de un proyecto con perspectiva federalista que debe trascender tiempos políticos, órdenes de gobierno y orígenes partidarios. Es un pacto por la cooperación cercana entre los órdenes de gobierno, cada uno con responsabilidades claras.

El resto es demostrar que podemos confluir con corresponsabilidad y sinergias maximizadas con la participación de la sociedad, empresas, academia y ciudadanos.

El convenio es un instrumento clave en la implementación, ya que formaliza el área de influencia y compromete a la coordinación permanente, desde la seguridad pública, al ordenamiento territorio, pasando por la infraestructura, los incentivos locales, la agilización y mejora regulatoria y la medición de resultados.

Cabe destacar dos aspectos principales: el primero incluye un paquete de incentivos estatales y municipales extraordinarios, uno de los más competitivos en la historia de México para las vocaciones productivas contempladas y que vienen a sumarse a los estímulos federales que fueron establecidos en el decreto de declaratoria.

Segundo: el convenio nos compromete a la colaboración para el establecimiento y operación de la ventilla única, creada para simplificar al máximo la gestión regulatoria a los inversionistas.

Mención especial merece el enorme trabajo que llevamos conjuntamente la Cofemer y la autoridad federal.

Vamos a facilitar las cosas y a acompañar a las empresas en todo su ciclo de negocios, en un nivel inédito, como lo requieren particularmente las industrias que se instalarán en Progreso.

El enfoque es integral, de seguridad, capital humano y medio ambiente, aspectos más específicos como: incubación y desarrollo de proveedores, innovación, transferencia tecnológica, financiamiento, coordinación con los puertos y soporte inversionistas.

Todo se encuadran en el programa de desarrollo que nace con el convenio y que estamos construyendo juntos con metas e indicadores de cumplimiento y el seguimiento y evaluación puntual de Coneval.

Estimamos que estos esfuerzos conjuntos beneficien dentro del área de influencia -como bien dijo el secretario- cercana a un millón 200 mil yucatecos. Así damos un paso fundamental para acelerar todo un proceso de transformación productiva y desarrollo socioeconómico. Entramos a la puesta en marcha de un motor económico generador de empleos de calidad.

Complementamos la primera etapa del calendario de implementación aprobados por la Comisión Intersecretarial cuando el señor Presidente emitió las declaratorias de Puerto Chiapas, Coatzacoalcos, Lázaro Cárdenas, La Unión, el 28 de septiembre del año pasado y con la de Salina Cruz el 18 de diciembre.

Al mismo tiempo, el 18 de diciembre avanzamos en el cumplimiento de la segunda etapa, cuando el titular del Ejecutivo Federal decretó a Progreso como Zona Económica.

Prevemos complementar esta etapa el próximo 17 de abril, cuando emita el señor Presidente las declaratorias de Campeche y Tabasco.

Las declaratorias no son más que el reflejo del intenso recorrido realizado y que comenzó formalmente con la Ley Federal de Zonas y la creación de la Autoridad Federal.
Hoy en la autoridad federal estamos prácticamente listos para publicar los lineamientos para el otorgamiento de permisos, asignaciones y autorizaciones. Incluyen requisitos, criterios de evaluación y procedimientos para la obtención de dichos instrumentos con transparencia y absoluta certeza jurídica para los interesados.

Los lineamientos ya fueron sometidos a consulta pública a través del portal de la Cofemer y contamos con una versión para los criterios para poder acreditar ya las nuevas inversiones.

Una vez que complementemos este proceso -en abril- publicaremos estos lineamientos y estaremos listos para recibir solicitudes para la obtención de los primeros permisos para tener administradores integrales en tierra privada, así como para llevar a cabo los concursos públicos de los predios federales.

Con los administradores integrales de cada zona estaremos en condiciones de otorgar las autorizaciones a las primeras empresas ancla, atendiendo a una de sus instrucciones, señor Presidente.

Amigos todos: la meta es clara: cumplir al 100 por ciento con los compromisos que hizo el señor Presidente, después de las declaratorias de Tabasco y Campeche el 17 de abril.

Se trata de completar las bases para asegurar la vigencia de las zonas como proyecto prioritario del Estado Mexicano, que trasciendan en el tiempo cumpliendo este compromiso sigue la implementación y puesta en marcha de las mismas.

Dejar listas en este sexenio las primeras zonas con una plataforma institucional que brinde condiciones de negocios para afianzar su viabilidad y éxito y con la presencia de empresas de gran calado en cada una de ellas.

Eso estamos haciendo aquí en Yucatán. Refrendamos el compromiso que hicimos con todos ustedes y hoy lo fortalecemos a través de este convenio de coordinación porque Yucatán y México lo demanda, porque nuestro país y los mexicanos se lo merecen.

Y como dijo hoy hace 50 años Martin Luther King -el cual, como saben, hoy cumple 50 años que fue asesinado-: «Yo tengo un sueño». Muchos de nosotros lo tuvimos, encabezados por el señor Presidente y hoy son una realidad.

Gracias, señor Presidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.