Historia de un conductor de transporte público que aprendió a enfrentar la contingencia por el Covid-19

0
2296

Óscar Rodríguez

En Oaxaca el transporte público, es uno de los focos de contagio de mayor peligro en la propagación del covid-19.

Más aún cuando hay resistencia de usuarios a usar el cubreboca o a respetar la sana distancia.

En medio de este escenario, se encuentra Don Onésimo Cabrera, un hombre que diariamente y de personalmente limpieza y desinfecta su autobús antes de comenzar su ruta de trabajo.

Limpia cada hora barrotes y asientos, usa cloro y jabón y no deja que ningún usuario aborde su autobús sin no cuenta con su cubreboca.

A sus condiciones se adaptó, a la nueva normalidad y colocó una cubeta con agua en el área de acceso del autobús,  y tiene gel antibacterial donde obliga a todos los pasajeros a lavarse las manos.

Onésimo Cabrera quien es originario de Cuilapam de Guerrero y renta un cuarto en la Villa de Etla, usa guantes, careta y el dinero que recibe de los usuarios del transporte lo deposita en una bolsa de plástico que al terminar la jornada de trabajo enjuaga con cloro.

Afirma que  es casado tiene 58  años, y  6 hijos y por ello se cuida y cuida a sus pasajeros.

“Vivo al día, de mis jornada de trabajo tengo 14 años de chofer y es un trabajo que amo y me preocupa esto de la pandemia, porque en el transporte se puede uno contagiar  o propagar el virus entre los usuario, por ello la unidad la traigo siempre limpia.

Desde la 5 de la mañana que comienzo mis labores hasta terminar.

Yo le pido a la ciudadanía que también se protege, y por ello use su cubrebocas, yo les dijo que se lo ponga y hay gente que se molesta, pero estos es un tema de responsabilidad civil y sanitaria”.

Acepta que a veces por exigir el uso de cubrebocas en el transporte, hay gente que se molesta y termina denunciando, argumentando que se viola sus derechos humanos.

Onésimo Cabrera, es uno de los 75 choferes de la empresa “Choferes del Sur” que por sus protocolos sanitarios ante el covid-19 han recibido un reconocimiento por la Secretaría de Movilidad Urbana.

En contraparte apenas hace una semanas  elementos de la Policía Vial e inspectores de la Secretaría de Movilidad Urbana (Semovi) realizaron un operativo sorpresa para mantener la sana distancia y los protocolos sanitarios en el transporte público de la ciudad de Oaxaca, y  lograron la detención de tres unidades del transporte público.

Los dispositivos se realizaron la ciudad de Oaxaca, y su área conurbada y en las zonas del Istmo de Tehuantepec y la Cuenca, donde se instalaron filtros de revisión y hubo operativo aleatorios derivado de denuncias ciudadanas.

En la ciudad de Oaxaca se reportó que al ser inspeccionado por las brigadas móviles institucionales, las unidades infractoras reportaban un sobrecupo de pasajeros, y no se aplicaba protocolos preventivos y sanitarios  por lo que dispuso  bajar a los pasajeros de los camiones y, arrestar a los choferes  además trasladar los autobuses infractores al corralón.

Las unidades que incumplieron las disposiciones en este operativo son de las empresas Urbanos de Oaxaca y TUCDOSA.

De acuerdo a las sanciones aplicable, se aplicó una multa administrativa y se apercibió a  los responsables de la concesión sobre la pérdida de sus permisos por transgredir el reglamento o ser responsables de propagar el coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.