Integrantes de la campaña de Layda Sansores con vídeo denuncian a los gobernadores Mauricio Vila Dosal y Enrique Alfaro como financieros de los candidatos oponentes de Morena en la Campaña de Campeche e incendian el proceso electoral que ya sacaba chispas.

0
2550

Por Narciso Alejandro León Martínez

Las llamas de la inconformidad por los cochineros partidistas abrazan este proceso electoral en inicios como resultado del duro estiaje político o de tumba, roza y quema desatado por el equipo de la licenciada Layda Sansores, candidata de Morena a gobernador de Campeche.
Con un vídeo de la ya famosa propaganda negra, denuncian a quienes presuntamente pagan la campaña de los candidatos del PRI-PAN-PRD y de Movimiento Ciudadano: Mauricio Vila Dosal, gobernador de Yucatán y Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, así como también al ex gobernador priísta de Coahuila, Moreira y otros «mapaches» financieros más.
La tumba, roza y quema, desatada desde Campeche por doña Layda Sansores San Román ya se salió de control y devora con fuego todo la península de Yucatán, incluyendo las vías del descarrilado y plutocrático proyecto del Tren Maya por el diluvio de amparos interpuestos ante los tribunales federales y de todos los intereses en juego de Morena que chocan con las murallas del regionalismo yucateco.
Llama mucho la atención del porque en ese vídeo incluyen a Mauricio Vila Dosal y Enrique Alfaro ¿Será que a este par de gobernadores, además de presidenciables en el palacio nacional no les quieren cumplir? Como que a los de Morena les urge quemarlos porque son un estorbo para el proyecto del gobierno de la Cuarta Transdemolición.
Los autores del vídeo dejan intactos al Binomio político de los ex gobernadores de Yucatán Ivonne Ortega Pacheco y Rolando Zapata Bello, este par de corruptos, hoy tránsfugas del PRI, partido y militancia que les dio todo, poseen pecados y delitos de mucho peso y demasiados pesos.
Basta decir que la nueva pupila del senador Dante Delgado Renauro, en Movimiento Ciudadano, se lanza con todo al ruedo político de Yucatán, como si no tuviera serios pecados de su pasado tricolor, lleno de impunidad, autoritarismo, corrupción, desvíos y peculado. Sólo citaremos uno de tantos.
Cuando la campaña interna del PRI para renovar la presidencia del CEN, un «espontáneo», como en las corridas de toros, presentó una denuncia contra la candidata Ivonne Ortega Pacheco, por los delitos de tráfico de influencias, ejercicio abusivo de funciones, peculado y uso ilícito de atribuciones y facultades.
En esa denuncia se detalló que los delitos fueron cometidos por la supuesta autoventa de los terrenos donde se construyó el Gran Museo de la Cultura Maya, que terminó costando 4 mil 600 millones de pesos de los 411 millones de pesos que originalmente se destinaron.
“El terreno del Gran Museo, situado en la calle 60, No. 299-E, de la colonia Revolución, en el costado oriente del Centro de Convenciones Siglo XXI, pertenecía al gobierno del Estado desde 1999.
«Ese año, el entonces gobernador Víctor Cervera Pacheco lo entregó en usufructo al Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos del Estado de Yucatán, Cultur, dirigido por Jorge Esma Bazán, por un plazo de 20 años”, indica la denuncia.
El recurso legal detalla otras supuestas violaciones a la ley cometidas por la ex gobernadora de Yucatán, como “haberse enriquecido con la construcción del museo maya”.
“La construcción del museo significó para Ivonne Ortega múltiples posibilidades de negocio…
«Por ejemplo, incidió para que Promotora de Cultura Yaxché, creada ex profeso para ejecutar el PPS del museo, contrate a uno de los constructores favoritos de ella y de los gobernadores del PRI, Ariel Medina Medina, para realizar la mayor parte de la obra civil”, quedó asentado.
En una misiva indicaron que la denuncia fue rechazada por la Fiscalía de Yucatán, pese a que “se presentó debidamente fundamentada”…
«En la acusación lanzada contra la fiscalía también se indicó que hay supuesta “protección” a Ortega Pacheco… “A menos claro, que el temor de la fiscalía sea iniciar una investigación a una persona del peso político y con los pesos que tiene Ivonne Ortega»… Poder que aparentemente ya desapareció, pero por lo que se ve no es cierto.
Por su parte en lo que respecta al socio, ahijado y protegido de Ortega Pacheco, Rolando Zapata Bello, bastaría levantar toda las raterías realizadas por sus operadores políticos como Roberto Rodríguez Azaf o Víctor Caballero Durán, ambos ex secretarios generales de gobierno en Yucatán, donde hasta una máquina de espionaje interventora de telecomunicaciones «Pegaso», comprada al ex gobernador de Veracruz, hoy encarcelado, el ex priista Javier Duarte de Ochoa, fue manejada por el siniestro y ratero, Sergio Vadillo.
Vadillo además de orejear a los presuntos «enemigos» de Zapata Bello, recolectaba y lavaba el dinero saqueados de nóminas y presupuestos de los diversas secretarías, entre ellas la de salud, donde la rata Mendoza Mezquita, secretario de salud, ponía millones a disposición de Virginia González Torres, la corrupta burócrata «defensora» de los derechos humanos (de sus familiares) de los enfermos mentales y socia dueña del PVEM y farmacias de similares, para sus descabellados proyectos psiquiátricos, como las famosas villas.
Roberto Rodríguez Azaf, ex secretario general de gobierno, fue el autor del multiabollado y hasta roto «Escudo Yucatán», un ya muy famoso préstamo, realizado por Rolando Zapata Bello, desviado y que supuestamente se justificó destinando esa multimillonaria cantidad a la protección y seguridad de los yucatecos.
Ridículamente el sobrino de Roberto Rodríguez Azaf, Roberto Rodríguez Sosa, creo en la UADY el movimiento «Escudo Universitario» para controlar a otros grupos estudiantiles y también hacerse de una carrera política con la que hoy se pretende amparar como candidato de Izamal.
Hoy vemos cómo en Yucatán, donde Ricardo Monreal, jefe de los senadores de Morena y ex miembro de Movimiento Ciudadano, se ha aliado con el ex gobernador Rolando Zapata Bello, quien pretende imponer como candidata a la senadora, salida del PVEM, hoy de Morena, Verónica Camino Farjat a la alcaldía de Mérida; quien por cierto no sé suelta del brazo del rata Víctor Caballero Duran, defraudador de ahorradores y ex secretario de gobierno y educación y también ex candidato perdedor a alcalde de Mérida.
Zapata Bello también pretende imponer como candidatos de Morena en Kanasín a Carlos Moreno y Enrique Castillo Ruz, en Umán, ambos chapulines tricolores, hoy relucientes PRIETOS.
No olvidemos que la carrera de Ricardo Monreal Ávila se hizo a la sombra de don Víctor Cervera Pacheco, líder de la liga de comunidades agrarias y sindicatos campesinos, Confederación Nacional Campesina, CNC el famoso y fuerte voto verde del ex poderoso PRI, por eso el nexo y cercanía con el ex jefe de los legisladores porros del tricolor, mejor conocido como El Bronx que tienen los yucatecos con los zacatecanos y todo lo que está por suceder, un huracán, una tormenta de fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.