Juzgado federal suspende definitivamente obras de Tren Maya en Yucatán.

0
1149

Por: Narciso Alejandro León Martínez.

Fue en Maxcanú, Yucatán, el pasado 2 de junio del 2020 cuando Andrés Manuel López Obrador, presidente de México y el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila dieron el banderazo de inicio de obra del Tren Maya, Tramo 3 Calkiní – Izamal en Maxcanú, Yucatán, hoy eso ya es parte de la historia, pues un juzgado federal concedió a habitantes de Yucatán la suspensión definitiva de la obra del Tren Maya para tres municipios del estado. Esta cancelación se suma a las concedidas en semanas pasadas contra el Tramo 3.

El juzgado Tercero de Distrito, con sede en Yucatán, otorgó la suspensión definitiva con la cual las autoridades deberán abstenerse de llevar a cabo actos de construcción del Tren Maya, tras la aprobación de su Manifiesto de Impacto Ambiental.

Cínicamente y como si nada pasara, Fonatur, a través de su vocera, Geraldine Martínez Estrada, informó sobre el avance semanal y refirió que en el Tramo 3 se prosiguió “con la excavación de material rocoso, la construcción de pasos vehiculares y finalizamos las obras de drenaje transversal en distintos subtramos”, por lo que se mantiene la actividad pese a las suspensiones, violando con ello las disposiciones del juzgado federal tercero con sede en Yucatán.

Aquí ya hemos señalado que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a través de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA), llevó a cabo una amañada consulta pública en julio de 2020, sobre el impacto ambiental para informar sobre flora y fauna en riesgo por el proyecto.

En dicha consulta amañada, algunas personas detectaron la omisión de ciertos anexos que se señalaba en la (MIA) Manifestación de Impacto Ambiental del Tren Maya Fase 1, pero que no estaban integrados en el expediente a consultar.

Al darse cuenta de la madrugada o chamaqueda dada ¡huevos! promovieron un amparo, el cual quedó radicado en el Juzgado Tercero de Distrito en Yucatán; y el pasado 21 de enero, este juzgado concedió la suspensión provisional donde prohibió la ejecución de obras nuevas de este proyecto en los municipios de Chocholá, Mérida e Izamal.

Además, este 19 de febrero, resolvió la suspensión definitiva del proyecto del Tren Maya, con el cual mantuvo su decisión inicial de ordenar la detención de ejecuciones de obras nuevas, con la finalidad de mantener el estado de las cosas que se guardan al momento en tanto se resuelve el juicio principal.

El colectivo Kanan Derechos Humanos, a través de su vocero Miguel Anguas, señaló que “esta suspensión definitiva es importante, con ello podremos exigir el derecho a la información pública y obtener una sentencia favorable que se pueda materializar”.

Para Kanan Derechos Humanos es importante la detención del proyecto para evitar daños irreparables a los derechos de todas las personas, específicamente a la participación pública, transparencia activa y medio ambiente sano.

Con esta sentencia previa tienen la esperanza de que las autoridades respondan la demanda y se dicte una sentencia favorable en los próximos meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.