Las lluvias son bienvenidas

0
177

Cuando pensamos en lluvias, usualmente, estamos acostumbrados a relacionarlo con aspectos negativos como no poder salir, tráfico, inundaciones, frío.

Por: Rafael Pacchiano Alamán

Cuando pensamos en lluvias, usualmente, estamos acostumbrados a relacionarlo con aspectos negativos como no poder salir, tráfico, inundaciones, frío.

Pero en términos medioambientales las precipitaciones pluviales representan todo lo contrario: mejoran la calidad del aire, recargan los mantos acuíferos y alimentan las reservas de agua potable, entre otros beneficios.

Mantener y procurar el ciclo del agua es vital para los ecosistemas y la vida humana. En el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto su conservación ha sido una prioridad, por lo que ante Naciones Unidas propusimos un panel sobre el agua en momentos en que la situación se prevé cada día más adversa.

En los últimos cinco años, a nivel mundial, el ciclo del agua se ha modificado. El cambio climático, un tema en el que México tiene un papel de liderazgo internacional, ha aumentado la temperatura de los océanos entre 0.5 y un grado centígrado por arriba de su promedio, y la del ambiente, un grado centígrado por encima de la media global.

Como consecuencia, aunque llueve la misma cantidad de agua aproximadamente, se precipita a mayor intensidad en menor tiempo y en distintas zonas de forma simultánea. La frecuencia y distribución de las lluvias se modifica de una zona a otra y de temporada en temporada.

Ante este panorama, destacan las obras de infraestructura hídrica del Gobierno de la República, a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), con tres fines claros: garantizar un mayor abasto de agua, fomentar su uso responsable y proteger a las poblaciones vulnerables tanto a lluvias como a inundaciones.

Hoy 14 millones más de mexicanos tienen acceso al agua potable, gracias a que alcanzamos con obras una cobertura de 94.5 por ciento, superando la meta sexenal. Además, gracias a programas como Procaptar, que aprovecha el agua pluvial en comunidades dispersas o alejadas, 54 mil mexicanos también tienen garantizado el abasto.

Para proteger a poblaciones expuestas y vulnerables a las grandes lluvias y a los cauces del río se han invertido 48 mil 500 millones de pesos en presas, bordes y dragado de ríos.

Y, a partir de esta administración, la Conagua no sólo se dedicó a la infraestructura, sino a una gestión responsable del agua, preocupándose por la recarga de acuíferos y decretando reservas de agua en cuencas donde tradicionalmente el camino tras el levantamiento de veda, obligatorio por ley, era concesionar toda la disponibilidad de este recurso vital.

El Gobierno del presidente Peña Nieto no ha privatizado el agua, al contrario, tiene acciones concretas para conservar este recurso en favor de millones de mexicanos que incluso no han nacido. Las lluvias son una buena noticia y mientras siga lloviendo debemos seguir aprovechando el agua.

 

 

FUENTE DE LA INFORMACIÓN: https://www.gob.mx/semarnat/articulos/las-lluvias-son-bienvenidas?idiom=es

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.