Marco Cruz trabaja en Administración y viste de luces a nuestra ciudad

0
281

Oaxaca de Juárez, Oax., 21 de septiembre de 2020.- Marco Antonio Cruz Sumano forma parte del Departamento de Eventos Especiales de la Secretaría de Administración desde hace 17 años. Su trabajo es motivo de orgullo y compromiso con la ciudadanía y su institución.

En este Departamento, Marco se encarga de supervisar el armado e instalación de las estructuras eléctricas que adornan espacios públicos en diferentes temporadas. Recientemente formó parte de las cuadrillas que vistieron de verde, blanco y rojo el zócalo capitalino durante las fiestas patrias.

Junto a sus compañeras y compañeros diseñaron las series de luces, subieron a algunos edificios a colocarlas y las programaron para que encendieran durante la noche.

Marco Antonio estudió la carrera de Arquitectura, lo que le ha facilitado su trabajo, pues cuenta con conocimientos sobre estructuras y la habilidad de sacar el mayor provecho de los espacios.

«Cada año es diferente; y en esta ocasión que estamos pasando por una pandemia, esperamos que las luces hayan ayudado a generar un ambiente de menos tensión entre las personas y aparte conservar la tradición por las fiestas patrias», señala.

La época favorita de Marco y la mayoría de sus compañeros es diciembre. En esa temporada ponen especial cuidado en los detalles y tratan de colocar algo novedoso para que las familias tengan recuerdos.

Aunque su profesión le otorga muchas posibilidades de desarrollarse, su labor en Administración forma parte de un deseo que tenía desde que era adolescente.

“Cuando iba a la secundaria me emocionaba mucho pasar por el centro en septiembre y diciembre; ver las calles adornadas con luces, siempre tuve curiosidad por saber quién las hacía y ahora espero que los niños los disfruten como yo lo hacía”, aseguró.

Al entrar a Administración, Marco Antonio trabajó con un personaje muy querido en el área: don Juanito, quien le enseñó todo lo que debía saber sobre electricidad. Incluso aprendió a hacer los cuadros iluminados y fue adquiriendo experiencia hasta convencerse que éste era el lugar donde quería desempeñarse.

“Todo lo que he pensado se me ha cumplido, con mi trabajo y mucho empeño”, señaló, luego de recordar que tuvo que laborar en el sector de la construcción y en fiestas para pagar sus estudios de Arquitectura, pues la situación económica familiar era austera.

Su gusto por la música inició cuando era adolescente y animaba las fiestas familiares y de los vecinos apoyado con equipos de sonido caseros. “Yo ponía los discos que me pedían y con esa habilidad después pude dedicarme a apoyar a grupos de luz y sonido para generar un poco más de ingresos”.

Además de su compromiso con el trabajo, Marco Antonio Cruz tiene un apego muy importante a su familia, junto a quienes se ha dado el gusto de viajar y conocer diferentes estados del país.

“He querido darles a mis padres algo que recuerden, que los haga sentir contentos. Por eso hemos compartido viajes y momentos que llevaré conmigo siempre. No tengo ambiciones, lo que soñé, lo he conseguido y me siento satisfecho”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.