Palabras secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en la Reunión Anual de Industriales organizada por la Concamin

0
2097

Muchísimas gracias José Antonio.

Saludo con afecto a los participantes de nuestro país invitado, Francia, así como a todos los panelistas en esta Reunión Anual de Industriales de Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamín).

Efectivamente, por primera vez en la historia de la humanidad los gobiernos de todas las naciones nos hemos visto obligados, de un día para el otro, a semiparalizar las actividades económicas, dejando solamente las esenciales

De igual forma las escuelas han sido cerradas en nuestro país y permanecen al día de hoy cerradas. La convivencia social se redujo al mínimo y las familias han tenido que quedarse en casa en confinamiento de manera voluntaria y quiero hacer énfasis en esto, no coercitiva. El gobierno de México no tomó ninguna medida coercitiva ni tampoco restrictiva de derechos, convenció a su población al auto confinamiento.

En el gobierno del señor presidente López Obrador, hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance para proteger el bien más preciado que es la vida, en apego al Estado de derecho y, en cumplimiento tanto de nuestra Constitución y en las leyes y tratados internacionales, hemos caminado y seguiremos haciéndolo hasta que la pandemia concluya.

Las actividades económicas, educativas, sociales vuelvan a la normalidad o mejor dicho se inicie la nueva normalidad. La nueva normalidad ha generado la necesidad de establecer canales de diálogo permanente con los diversos actores de la sociedad, para la construcción de una nueva realidad apegada a lo que ahora vivimos todas y todos, y requiere una nueva forma de trato entre sociedad y gobierno que parta de la participación de la propia sociedad, de cada persona y de cada ciudadano.

Quiero compartir con ustedes, que nunca antes se había tenido un diálogo permanente, constante, continuo y tan intenso con todos los titulares y gobernadores de las entidades federativas, cada semana, para darnos cuenta y para tener un diálogo permanente y dar cuenta del estado en que se encuentran las diversas entidades federativas respecto a la pandemia.

Así como la oferta hospitalaria y todas las medidas de salubridad general que se han estado implementando, desde luego siempre respetando los derechos humanos y en el marco de la ley.

Quiero también hacer mención de que me parece de vital importancia, el cumplimiento de la ley permite no solo mejorar como sociedad sino también evitar y combatir la corrupción, porque el reto más grande de este gobierno o uno de los retos más grandes de este gobierno es el combate a la corrupción. 

Pero no debemos olvidar que la corrupción tiene dos caras: de un lado está el que extorsiona a cambio de dinero o dividas ya sea para otorgar un permiso, autorizar trámites fuera del marco legal o solamente para agilizar el cumplimiento de leyes o reglamentos; y por el otro, está quienes ofrecen el dinero, la dadiva, quienes para salir del problema o facilitar los trámites no dudan en comprar la salida fácil, es decir, el soborno.

En la corrupción siempre hay dos caras, por eso el Estado de derecho y la defensa de la legalidad implican que cada persona tenga en alta estima cumplir las leyes y los reglamentos, y eso inicia desde la escuela, desde la enseñanza de la materia, que desgraciadamente el civismo estuvo y desapareció en más de una década en nuestro país para educar a nuestros niños en el respeto a la ley y en base a la convivencia social libre y armónica.

Estoy convencida de que solamente cumpliendo las leyes y respetando desde ambos lados la ley, podremos erradicar la corrupción y en consecuencia directa la impunidad.

Yo quisiera también compartir que en estos meses de pandemia hemos aprendido a atender grandes retos, no solamente en cuestión de salud, sino en economía, y particularmente como menciona esta pregunta, los asuntos relacionados con la estabilidad, la armonía social y también con la desigualdad que provocó y que se enfrentó en estas condiciones de pandemia, es decir, se profundizó esta desigualdad en estas cuestiones para afrontar la pandemia.

Por ejemplo, uno de los retos fue relacionarnos de manera distinta con la sociedad, con las entidades federativas, con el propio gobierno federal; otro gran reto fue reenfocar los esfuerzos para la reconstrucción de un tejido social que realmente teníamos un tema pendiente en esta reconstrucción.

Y la pandemia nos ha hecho enfocarnos en la familia, con nuevos ojos, porque quedarnos en casa no has permitido mirar a la familia como un  espacio de convivencia y seguridad, pero también descubrimos que puede ser un territorio de riesgo, de gran riesgo, sobre todo para las mujeres y los menores de edad.

Así que para nosotros fue importante atender estas violencias contra las mujeres y los niños en esta situación e pandemia, atender y erradicar estas violencias.

Y como resultado de ello surgieron nuevos vínculos en nuestro entorno vecinal  que nos permitieron implementar medidas, precisamente a través de redes vecinales como un mecanismo  comunitario de corresponsabilidad  social, para fortalecer la solidaridad y la confianza en la ciudadanía y despertar una conducta cívica de acuerdo a los valores fundamentales, con el acompañamiento y apoyo decidido de quienes desde el gobierno buscamos esta transformación del país.

Quiero decirles que estuvimos muy pendientes a las violencias que se generaron dentro del seno familiar con motivo y como causa directa del auto confinamiento, que no fueron realmente pocas las noticias que tuvimos sobre esta violencia.

La normalidad nos obliga a recurrir a nuevos mecanismos y tecnologías para el desarrollo de nuestras tareas. Descubrimos que a través de diálogos virtuales, como este, podemos relacionarnos a distancias enormes.

Quiero nada más terminar refiriendo que, con estos diálogos, tuve con los servidores públicos estatales y municipales una permanente relación a través de instituciones como el Instituto Nacional del Federalismo y el programa de Geografías de Paz, como una herramienta para que las personas aprendan a gestionar los servicios públicos en el territorio en el que habitan y ponerlos al servicio de la sociedad, (inaudible…) tanto colectivo como equitativo.

Son grandes retos, pero es indispensable promover esta cultura de paz en la nueva convivencia social, para generar una reconstrucción del tejido social que se ha venido deteriorando en varias regiones del país a causa de problemas como la pobreza, la marginalidad, la mala planeación urbana y, desgraciadamente, nos ha llevado a la inseguridad y a la violencia.

Por eso, estamos enfocándonos en esta prevención de violencia, en esta reconstrucción del tejido social y en esta nueva convivencia, que serán, desde luego, retos enormes después de la pandemia.

Muchas gracias.

SEGUNDA INTERVENCIÓN

Bueno pues nosotros confiamos, desde luego, que estará lista la vacuna a finales de este año o en el primer trimestre del 2021.

El presidente y el secretario Ebrard, el canciller, han realizado todo lo necesario para que en México tengamos acceso oportuno, suficiente y planeado a la vacuna, o a las vacunas, en cuanto estén autorizadas para su uso de manera generalizada.

Sin embargo, si se retrasa la vacuna, el gobierno de México cuenta con los recursos e instrumentará las medidas que sean necesarias para seguir protegiendo la salud de la población.

Por ejemplo, las escuelas no serán reabiertas hasta que los semáforos estén en verde en cada uno de los estados y de la Ciudad de México.

De igual forma estamos siguiendo con detalle las medidas que en Europa se están adoptando para hacer frente a los rebrotes que afectan a varias naciones. Algunas por ejemplo han tenido que adoptar medidas como toque de queda en España, en Francia, pero nosotros seguiremos -y subrayamos- que en nuestra posición, tanto el gobierno del presidente López Obrador como de los estados, es que las medidas que adoptemos sean de manera voluntaria.

Sí aprendemos de las experiencias de Europa y de otros lugares del mundo, pero nosotros no vamos a tener un toque de queda, tampoco vamos a imponer sanciones a quienes no cumplan las medidas obligadas para la protección a la salud.

Sin embargo, sí vamos a seguir empeñados en el esfuerzo por educar a la gente de la necesidad y de seguir cuidando su salud, la de sus familias y la de sus amistades.

Las medidas que estamos adoptando ante esta situación sanitaria, son adoptadas en coordinación con los esfuerzos entre la Federación y las 32 entidades federativas, que tienen realidades distintas cada una de estas entidades federativas, pero tenemos que dar, por supuesto, una respuesta integral, de acuerdo a esta realidad.

Para ello, desde la Secretaría de Gobernación a mi cargo damos seguimiento, junto con todas las dependencias -Salud, Economía, Trabajo, Turismo, etcétera-  a las estrategias y acciones para atender esta situación y atender y escuchar las necesidades de todas las entidades federativas.

En materia de salud, el Gobierno de México suscribió un acuerdo con los hospitales privados. Esto es importante porque pudimos ampliar la capacidad de respuesta del Sistema Nacional de Salud.

Asimismo –como dije antes- existen los acuerdos para obtener las vacunas en cuanto estén listas.

Para promover la reactivación económica en el marco de la Nueva Normalidad, pero siempre cuidando las medidas sanitarias, nos hemos reunido en forma permanente con los secretarios de Trabajo, Turismo y Economía para plantear una respuesta integral, por supuesto otorgando certidumbre jurídica que permita a los inversionistas extranjeros y también nacionales sentirse seguros. Esto es importante por lo que acaba de mencionar mi anterior exponente.

Es por ello que la Secretaría a mi cargo mantiene un compromiso de trabajar con todos y todas y cada uno de los gobiernos locales y encontrar soluciones conjuntas.

Contamos con herramientas con las entidades federativas, de tal manera que mantengo esta constante comunicación con todos los gobernadores y, precisamente, el jueves próximo nos reuniremos una vez más con todos ellos para analizar el estado actual de semáforo y tomemos las decisiones sobre los siguientes días.

Quiero recordar que desde marzo pasado la Secretaría de Gobernación suscribió con todos los ejecutivos de las entidades federativas un acuerdo de gobernabilidad y unidad en la lucha contra el Covid-19, en la cual se acordó que la Secretaría de Gobernación sería el único vínculo institucional y de los tres órdenes de gobierno para mantener el nexo de cordialidad, coordinación institucional permanente con todo el gobierno de México. Por lo que este diálogo y coordinación se va a mantener durante todo el tiempo que dure la pandemia y también, por supuesto, después de la pandemia.

Finalmente es muy importante insistirle a la población que no baje la guardia en materia de salud. Debemos fortalecer la cultura del autocuidado, la sana distancia y seguimiento a las medidas sanitarias, a fin de reducir, en lo posible, el número de contagios y fortalecer la estrategia que nos permita reactivar la economía de manera segura y ordenada en la Nueva Normalidad.

Pero si quiero ser muy enfática: no van a haber en México medidas coercitivas a la población como toque de queda o algunas otras sanciones que pudiéramos imponer, y que no se van a imponer, en el auto confinamiento a las personas que no sigan las medidas de seguridad y salud.

Gracias.

FUENTE DE LA INFORMACIÓN : https://www.gob.mx/segob/prensa/palabras-secretaria-de-gobernacion-olga-sanchez-cordero-en-la-reunion-anual-de-industriales-organizada-por-la-concamin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.