Jaime Rodríguez Calderón,
Jaime Rodríguez Calderón, "El Bronco". Foto: Germán Canseco

POR  

 

 

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- A pesar de que el Instituto Nacional Electoral (INE) decidió invalidarle un millón 184 mil 466 firmas ilegales -58 por ciento del total que presentó para conseguir su registro como candidato sin partido a la Presidencia de la República-, por lo cual no alcanzó el umbral mínimo de 866 mil 593 apoyos que exige la ley, y a pesar de ser investigado por la detección de más de 17 millones de pesos irregulares en su campaña como aspirante, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decidió que Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, aparezca en la boleta electoral del primero de julio.

En votación de cuatro magistrados contra tres, durante una sesión que se extendió hasta la madrugada del martes, la Sala Superior del Tribunal se pronunció porque el INE conceda el registro que había negado a Rodríguez Calderón por no cumplir con el porcentaje requerido de apoyo ciudadano, al determinar que fue violado su derecho de audiencia.

 

 

Esto a pesar de que el proyecto que avaló el TEPJF, elaborado por el magistrado Felipe Alfredo Fuentes, reconoce que el equipo del aspirante asistió en 12 ocasiones a las oficinas del INE a ejercer dicho derecho. Sin embargo, argumentaron, al gobernador con licencia no se le habría permitido ejercer una “completa y adecuada” defensa.

“Lo cierto es que no tuvo oportunidad de preparar argumentos o pruebas que pudieran contradecir esa calificativa, por lo que no puede estimarse que dicho procedimiento cumplió con requisitos mínimos de fundamentación y motivación exigible a cualquier acto de autoridad y menos de manera substancial, objetiva y razonable, según lo ha establecido la Corte Interamericana de Derechos Humanos, para los casos en que existe riesgo de perder un derecho”, se lee en el documento.

El resolutivo no acredita que “El Bronco” haya conseguido las firmas válidas necesarias para acreditarse como candidato independiente, ni valida uno solo de los más de un millón de apoyos fraudulentos.

Se sostiene en la “presunción de que el aspirante cuenta con el número necesario para alcanzar su registro derivado de las deficiencias advertidas en los actos procesales que originaron la negativa de su registro”.

El punto central que dio el registro al neoleonés es que de las más de 800 mil firmas ilegales que presentó, solo fueron revisadas 392 mil 501.

“La cantidad de apoyos respecto de los cuales no se respetó el derecho de audiencia asciende a 418 mil 346”, dijo el magistrado Felipe Alfredo Fuentes, y se dio por descontado que de ellos se podría conseguir los poco más de 16 mil apoyos que separaron al contendiente del umbral necesario.

Continuó: “En este sentido propongo a esta Sala Superior que adoptemos un criterio garantista por el cual se maximice el derecho político a ser votado que se ve afectado, puesto que por el momento del proceso electoral en que nos encontramos, el grado de afectación sería irreparable, en tanto que el tiempo en radio y televisión a que tenga derecho el aspirante y demás prerrogativas no serían restituibles”.

En su intervención, también a favor de “El Bronco”, el magistrado José Luis Vargas Valdez arremetió contra los consejeros del INE por declarar a la prensa que Jaime Rodríguez Calderón recurrió a simulaciones y firmas fraudulentas, por lo que, según el ponente, se violó el principio de presunción de inocencia.

“Hablaron de simulación de la credencial de elector y así señalaron una serie de adjetivos, que a mi modo de ver son inapropiados que la autoridad electoral ejerza”.

Más aún: sin prueba alguna que lo avalara, Vargas Valdez defendió que existe “una duda razonable o una duda plausible” de que “El Bronco” sí haya cumplido con las firmas necesarias.

“Por supuesto que lo idóneo sería tener la oportunidad en el tiempo que lo pudiera acreditar pero, tomando en cuenta la cantidad de irregularidades que se presentaron en el proceso de verificación, me parece que es más que justo para el caso concreto poderle dar la garantía para que pueda ejercer su derecho a ser votado”, se animó el jurista.

En contraparte, la magistrada presidenta del Tribunal, Janine Otálora Malassis, se pronunció contra del registro de Rodríguez Calderón.

“Yo no advierto violación a su garantía de audiencia ni expresión alguna de representante del actor en el sentido de que no está pudiendo defenderse correctamente, ya que incluso en varias actas hace un reconocimiento al trabajo llevado a cabo por el INE”, dijo y refirió una serie de oficios en el que el instituto dio cuentas detalladamente al equipo del aspirante sobre las irregularidades en sus apoyos.

“Al actor se le fue detallando en qué consistían estas inconsistencias. Y esta exigencia es esencial para brindar certeza al respaldo ciudadano requerido y garantiza que esté libre de sospecha y manipulación. Además, es indispensable para garantizar, tanto al interesado como a la ciudadanía y a los demás contendientes que la incorporación de una candidatura tuvo un apoyo real e incontrovertible de un elector”, concluyó la presidenta del Tribunal.

Tras el fallo, el exgobernador de Nuevo León emitió un breve mensaje: “Dios es grande, gracias. La fe es grandiosa. #ProhibidoRendirse”.

Emplazan al INE en caso Ríos Piter

Finalmente, en el caso del aspirante Armando Ríos Piter, pasadas las dos de la mañana y con la misma votación de tres magistrados contra cuatro, el TEPJF emplazó al INE a reponer el proceso de derecho de audiencia y hacer una revisión exhaustiva de sus apoyos.

Esto a pesar de que, a diferencia de “El Bronco”, Ríos Piter decidió no hacer efectivo su derecho de audiencia por sus diferencias con la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE, que lo señaló de haber falsificado 811 mil 969 apoyos de los 906 mil 397 registros ilegales que presentó, acreditando únicamente 242 mil 646 apoyos legales.

 

 

https://www.proceso.com.mx/529231/pese-a-firmas-fantasmas-y-ser-investigado-por-fondeo-irregular-el-tepjf-avala-candidatura-de-el-bronco

 

Deja un comentario