RECOMIENDA IMSS MEJORAR HÁBITOS ALIMENTICIOS Y HACER MÁS EJERCICIO

0
2074

Con base en los registros de los módulos PrevenIMSS, setenta por ciento de los adultos mayores y cincuenta por ciento de los hombres de 30 a     59 años de edad no realizan ejercicio ni actividad física frecuente, lo cual, aunado a una alimentación poco saludable, son las causas principales de sobrepeso y obesidad, que provocan enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer, indicó la Coordinadora Auxiliar de Atención Médica del Primer Nivel, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca, Eréndira Medina Pérez, explicó

Agregó que los malos hábitos de vida inician desde temprana edad, y citó como ejemplo que alrededor de 28 por ciento de los adolescentes consumen frituras y refrescos diariamente, además de que pasan sentados muchas horas frente al televisor, la computadora o con juegos electrónicos.

Además, 17 por ciento de los niños ingieren alimentos poco nutritivos desde los primeros años de vida. “Por eso la importancia de que la población haga cambios en su alimentación y realice ejercicio desde temprana edad”, enfatizó.

En los módulos PrevenIMSS se evalúan aspectos de nutrición, sobrepeso y obesidad, y según sus registros el segmento de la población más sedentario lo representan los adultos mayores, pero la mayoría comenzaron a los 45 años, o antes, a tener problemas de salud por falta de ejercicio, por lo que al llegar a los 60 años, la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares, hicieron su aparición.

Destacó que la importancia de realizar ejercicio radica en que el adulto mayor tenga más fuerza muscular y movilidad y que mantenga el peso adecuado, con lo que va a mejorar el trabajo del corazón regulando la presión arterial y disminuyendo la probabilidad de tener infartos, así como algunos tipos de cáncer, principalmente el de colon.

Recomendó practicar deportes como caminata, trotar, usar la bicicleta o la natación, que también ayudará a disminuir la tensión nerviosa; todas las personas que practiquen alguna actividad física se sentirán más saludables. “Lo principal es cambiar los hábitos en cuanto a la práctica de ejercicio y también los hábitos alimenticios, ya que se consumen muchos alimentos saturados en grasas, carbohidratos y azúcares”, añadió la especialista del IMSS.

El IMSS, como institución de salud,  recomienda cuidar la alimentación diaria y comer en poca cantidad o evitar las frituras, ya que contienen grasas saturadas y poliinsaturadas que contribuyen al aumento en la cantidad de colesterol y triglicéridos en la sangre, que además de acumularse en venas y arterias, provocan infartos a temprana edad, expresó la doctora Medina Pérez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.