Sofía Castro a Sedapa, premio por no reclamar senaduría a Raúl Bolaños Cué

0
4373

 

CENTRO/REDACCIÓN

La designación de Sofía Castro Ríos como nueva titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (Sedapa), es un premio político por no reclamar legalmente el año pasado la senaduría otorgada como primera minoría al actual senador del Partido Verde, Raúl Bolaños Cacho Cué.

Este legislador pasó a ser el aspirante favorito a la sucesión gubernamental y construye la alianza del Verde con Morena, ayudado por el coordinador del PVEM en el Senado, Eduardo Murat Hinojosa, hermano del gobernador.

Alejandro Murat Hinojosa designó  Sofía Castro Ríos junto a otros ocho funcionarios públicos del gabinete estatal, todos ellos, con la ascendencia de colaboradores de su papá, el exgobernador José Murat Casab.

La funcionaria fungió como presidenta municipal de su natal San Carlos Yautepec de 1999 a 2001. Durante la gestión de José Murat Casab (1998-2004) ocupó cargos en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), partido por el que fue diputada local en el Congreso del Estado (2001-2003) y diputada federal (2003-2006). Posteriormente volvería a ser legisladora local en dos ocasiones (2006-2009 y 2016-2018) y una legisladora federal (2009-2012)

Siendo diputada local a la llegada del gobierno de Alejandro Murat, solicitó licencia para ser designada el 1 de diciembre de 2016 como secretaria de asuntos Indígenas, en otra imposición de José Murat Casab.

Sofía Castro renunció al cargo el 14 de diciembre de 2017 para aspirar a una senaduría por el PRI y una vez fracasada solicitó reincorporarse a la 58 Legislatura a partir del 16 de enero de 2018

Sin embargo, dos meses después, en abril de 2018 volvió a postularse como senadora y nuevamente lo hizo por el PRI y se sumó en Oaxaca a la campaña del candidato a la presidencia José Antonio Meade.

Después de las elecciones federales, registradas el primero de julio de 2018, las dos primeras fórmulas para el Senado fueron ganadas por Salomón Jara Cruz y Susana Harp Iturribarria, con un total de un millón 88 mil 343 votos, o sea el 56.77% de la votación.

Por consiguiente, la senaduría de primera minoría debió corresponder a Castro Ríos, al ser el PRI el partido que por si mismo obtuvo el segundo lugar de la votación, con un total de 324 mil 405 votos, es decir el 16.92% de la votación.

Sin embargo, el Instituto Nacional Electoral (INE) entregó la constancia a Raúl Bolaños Cué, candidato al cargo por el Partido Verde Ecologista (PVEM), partido que sólo obtuvo 59 mil 167 votos, esto es el 03.0863 por ciento de los votos.

La priista no impugnó la decisión, como si lo hizo el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que presentó un juicio de inconformidad contra Bolaños Cacho, en la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El PRD demandó revocar la constancia de asignación, en base al artículo 56 de la Constitución Política  Federal que dice: «La senaduría de primera minoría le será asignada a la fórmula de candidatos que encabece la lista del partido político que, por sí mismo, haya ocupado el segundo lugar en número de votos en la entidad de que se trate.»

El caso fue desechado.

Pero el caso más bochornoso se registró en enero de 2012, cuando Sofía Castro Ríos y su hermano fueron investigados por un presunto fraude de 100 millones de pesos.

De acuerdo a la acusación, el entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz pagó una planta productora de mezcal casi al triple del costo original, misma que “ se regaló” a José Castro Ríos, hermano de la legisladora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.