TILCAJETE, UN PUEBLO MÁGICO EN QUIEBRA POR NULA PRESENCIA DE TURISTAS EN LA CONTINGENCIA POR EL COVID-19

0
933

Óscar Rodríguez

En el municipio de San Martin Tilcajete,  Ocotlán, es un pueblo mágico, cuna de los  tradicionales alebrijes, la contingencia por el Covid-19, ha dejado grandes estragos, principalmente por que ha generado la quiebra de los artesanos que elaboran con sus manos estas emblemáticas artesanías de enorme colorido.

El pueblo está ubicado a 14 kilómetros de la capital, y desde este punto hombres y mujeres  claman porque regresan a México y a Oaxaca los turistas que dejaron de arribar cuando comenzó la pandemia por el coronavirus.

En este municipio, considerado de la Esperanza, los contagios por el virus, son mínimos, debido a que mantienen en los accesos filtros sanitarios, donde los fuereños tienen que acreditarse para poder acceder a la comarca, siendo sujetos de acciones de desinfección y se les obliga a usar cubre bocas.

Mientras que en los negocios, solo aquellos que han pasado las revisiones sanitarias del ayuntamiento, ha abierto sus puertas con reserva.

Pero la gente que vive de la venta de las artesanías, asegura que esta situación lo ha llevado a la quiebra, porque de 20 mil pesos que ganaron el año pasado por venta de alebrijes, esta vez no han comercializado ni una cuarta parte.

Lo que los ha orillados a  los talladores de madera regresar al campo a producir sus alimentos para sobrevivir.

Por parte de organizaciones civiles se han promovido iniciativas y campañas para vender en línea, una de ellas “El Puente a Tilcajete “, que busca recaudar fondos a través de la plataforma Donadora.

Con el fin de apoyar a los artesanos a subsistir durante la contingencia. Entre las principales afectaciones al gremio de artesanos están el cierre de plazas y la cancelación de la Guelaguetza.

 La principal fiesta de los oaxaqueños atrae a los turistas al “Parador Turístico Tilcaxitl”, del que dependen 15 familias de artesanos de San Martín tilcajete.

En la visita que hizo Milenio al parador turístico, se percibe que el sitio está cerrado con cadenas.

Y atrás de las puertas están los artesanos exigiendo que regresen los turistas a Oaxaca para que puedan recuperar sus ventas.

En lo que corresponde a la campaña “Puente a Tilcajete”, este fue creado por Diego Cadena desde la CDMX y busca recaudar 60 mil pesos para ayudar a los artesanos a subsistir en lo que pasa la contingencia por el coronavirus.

Los fondos recaudados son entregados directamente a Lucy y Pablo, que representan a las 15 familias del “Parador Turístico Tilcaxitl”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.