Verduguillo (Dónde la Verdad se Firma y se Afirma)

0
3124

08 Octubre 2020


Descabeza: Javier Cruz de la Fuente

  • El manos de estómago.

A los integrantes del Gobierno Federal que dirige torpemente Andrés Manuel López Obrador ya le dicen “los intestinos”, por que a México, sus instituciones y programas los están haciendo excremento, no hay institución a la que lleguen que no destruyan y la acusen de corrupción, inmediatamente les manda a su borrachin perro de caza a investigarlos y a bloquear sus cuentas; ordena a sus súbditos de los otros dos poderes para hacer pomada los proyectos y acciones; este Gobierno se ha caracterizado por decir una cosa, “primero los pobres” y hacer otra, ensañarse con el pobre.

  • La salud de Oaxaca sigue agonizando.

Todo empezó hace aproximadamente 10 años cuando llegó por segunda ocasión a los Servicios de Salud de Oaxaca, el otrora todo poderoso Antonio Correa Argüello, llegó como asesor plenipotenciario del avaricioso Yuri Arias que en coordinación con Marina Tamayo empezaron a desviar recursos de terceros para pagar sueldos de contratos y exorbitantes compensaciones a sus cuates, a la llegada del convicto Germán Tenorio Vasconcelos junto con su caterva de ladrones como José Julio Jimenez, Ignacio Zarate Blas, Georgina Ramirez Rojas, los últimos tres olvidados por la ley y Antonio Correa Argüello acrecentó su poder e hicieron más grande el mordisco al desvío de recursos, pues, no solo ese dinero se ocupaba para pagar sueldos de contratos, embutes y compensaciones, también se usó para la fundación de la entonces esposa de Germán Tenorio Vasconcelos, Miriam Escamirosa y sus efebos, por cierto, todavía hay dos de esos personajes enquistados en la administración de salud, uno es Mario Martinez Rojas actual Jefe de la Jurisdicción Sanitaria 1 y el otro el contador Guillermo Valderrama que anda por el Istmo como administrador de un hospital, ambos sujetos eran incondicionales de Miriam y de Germán, así como les brindaban lealtad a esa pareja hoy se congracian como modernas hetairas con el actual, para seguir mamando la ubre de la noble institución, Germán Tenorio Vasconcelos dejó una deuda de miles de millones de pesos en los SSO y ahora en este sexenio se las está viendo duras, pues la federación ha puesto un ultimátum -o pagan los más de 15 mil millones de pesos que se deben- o los trabajadores de la salud no gozaran de las garantías del ISSSTE, agregando que, el Estado no puede construir, equipar o echar a andar una sola unidad de salud, pero ademas, está en riesgo el despido de cerca de dos mil trabajadores que son de contrato y que hasta el momento no tienen una certeza en el presupuesto para sus salarios. Esperemos que el Gobernador Alejandro Murat y que el Secretario de Salud Donato Casas se empeñen en romper con el esquema de corrupción en los SSO, aunque dicho sea de paso, hay servidores públicos de los Servicios de Salud como el acomplejado Said Vásquez, que con su actitud soberbia e ignorancia le hace un gran daño al Gobernador y al Secretario, pero aparte de su actitud no ha cumplido con su trabajo y ahí están las consecuencias, las autoridades municipales acuden con el Secretario o el Gobernador para resolver problemas de salud de sus comunidades. Deben analizar el cambio de este personaje.
En breve comentaremos a otros directivos de salud y secciones sindicales que en nada ayudan el esfuerzo del Gobernador y del Secretario de Salud.

Por hoy es todo.

jcruzdelafuente@gmail.com

Enviado desde mi iPad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.