Verduguillo (Dónde la Verdad se Firma y se Afirma)

0
2344

09 Octubre 2020


Descabeza: Javier Cruz de la Fuente

  • La UABJO convulsionada.

Lo que debemos tener los periodistas es dignidad y una línea informativa acorde a la realidad y a la libertad de pensamiento.
Desde hace más de 10 años, he estado comentando a través de esta columna, que la Universidad Autónoma Benito Juárez Oaxaca, otrora máxima casa de estudios de los oaxaqueños y alma mater de grandes juristas, médicos y arquitectos, se ha volcado y ha caído al gran estercolero político y corrupto de Oaxaca, al interior de la universidad se han creado grandes cotos de poder, corrupción y droga; en lugar de ser un templo de la enseñanza y la investigación, del crecimiento cultural, piedra fundamental del desarrollo y la democracia, la UABJO se ha convertido en la cuna del atropello y lo más sucio de la sociedad a través de los grupos porriles y los nefastos líderes sindicales y sempiternos funcionarios de la administración universitaria; siempre he manifestado que para el bien de Oaxaca y de la juventud oaxaqueña es necesario que el gobierno federal y estatal le meta mano a la Universidad y modifique totalmente su estructura administrativa, sacando del campus universitario, preparatorias y otras escuelas a los grupos porriles y a los personajes que se dicen líderes y que le han causado tanto daño a la universidad, desde doña Leticia que cobra miles de pesos sin trabajar, hasta el virrey serrano Abraham Martinez Alaves y su familia que se sienten los dueños de esta institución, pasando por los mercenarios Silviano Cabrera Gomez, Enrique Martinez, Taurino Amilcar Sosa, Luis Manuel Sanchez Navarro entre otros, que han hecho de la universidad su fuente de infinita riqueza; considero que es hora que la autoridad estatal y federal meta la mano a la universidad para que esta vuelva a resplandecer, y al intervenir la autoridad correspondiente debe limpiar de tajo todo lo hediondo de la administración universitaria. Como dice el dicho popular: “no debe dejar títere con cabeza”.

  • Los cambios del semáforo COVID.

En Oaxaca una semana amanecemos con color naranja, donde las actividades deportivas y reuniones están restringidas y otras semanas amanecemos con color amarillo donde se deja un poco más libre las actividades no esenciales, algunos dicen, el gobierno estatal no sabe, otros dicen es obra del gobierno federal; pero, la verdad es que es obra de cada uno de nosotros los oaxaqueños, por que, si no hay respeto a las medidas de seguridad para evitar enfermarnos de COVID, la cadena de transmisión va a seguir presente, por lo tanto, cada uno de nosotros es responsable de enfermarse, cada uno es responsable de enfermar a uno de sus seres más queridos, cada uno tiene que pasar por el dolor de la pérdida de un familiar si no cumples con las medidas de seguridad. Como dijera un amigo, excelente salubrista Oaxaqueño “después de la enfermedad , ya nada es igual”.

Por hoy es todo.

jcruzdelafuente@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.