Verduguillo (Donde la Verdad se Firma y se Afirma)

0
219

Descabeza: Javier Cruz de la Fuente

* Cara Sucia, como Luisito Rey, vende a su esposa por ambición. 

Ahora que está tan en boga la bioserie del “Sol” por conocida plataforma digital  de televisión, no cabe duda que como en el espectáculo en la política también las esposas de los ambiciosos juegan un papel de carne de cañón, así es respetable lector,  el Cara Sucia, «A» Ángel Benjamín Robles Montoya, es un símil de quien fuera papá del cantante del que aquí hablamos, el compositor Luis Rey, pues Ángel Benjamín Robles Montoya por ambición y querer seguir mamando de la ubre política ha vendido y presionado a su esposa e hijo para que ocupen candidaturas a cargos políticos al interior del prostituido y agonizante Partido del Trabajo en Oaxaca. Y es que como una burla a temas de gran importancia como la paridad de género y el fomento del nepotismo tradicional de los puercos políticos mexicanos, Ángel Benjamín Robles Montoya quien tiene en su haber una serie de acusaciones, descréditos y tropelías que sin duda lo harán quedar como virtual perdedor a su ambición de aplastar de nuevo su trasero en una curul legislativo. Pues como no va estar harta la gente de este vividor, ¿Qué ha hecho por Oaxaca y los oaxaqueños? Ya fue Secretario de Estado, Diputado local, Senador de la República y nomás no puede citar el flojonazo qué ha hecho, ah, pero para la demagogia es un master, es más lectores, ni siquiera “salpica” como decimos en el medio, nos referimos que no regala ni tinacos ni material para construcción a sus queridos “simpatizantes”, es hambre pero lo que se dice hambre, este Ángel Benjamín Robles Montoya si aplica esa frase matona que dice “hay que ser cuche y bien trompudo” porque no sólo tiene la cara sucia sino las manos con uñas largas, largas. En su currículum vitae colgado en internet indica que “Me comprometí a trabajar por Oaxaca, y con orgullo digo que fui reconocido por tres años consecutivos como  el Senador de la República más productivo de todo México.” Pero no dice una sola acción concreta.

Es una cuartilla donde solo dice qué es lo que estudio, señala que es oaxaqueño y recordará usted la polémica que se desató hace dos años cuando a “producto de gallina” quería ser candidato a Gobernador del Estado de Oaxaca, pero sus compañeros del entonces PRD, Partido Político en que estaba afiliado  le dijeron «No», por cochinote, dicha polémica sacó a la luz que el cara sucia no es de Oaxaca sino Michoacano. En este espacio como en otras muchos evidenciamos las malas prácticas políticas de Ángel  Benjamín Robles Montoya, con la única finalidad de no permitir que más familias cachetonas sigan manteniendo su estatus quo, pues sepa usted que el Cara Sucia por sus puros humores tiene a su hijo Alonso Robles y esposa, Maribel Martínez,  así como a sus más allegados colaboradores como “los gallos” del PT. Lo que es no tener vergüenza verdad, pues luego de la citada ocasión que le negaron la candidatura a Gobernador del Estado de Oaxaca y que se fracturó su relación con el Sol Azteca, Ángel Benjamín Robles Montoya que no tiene nada de Ángel, se convirtió en una especie de “Führer”, pues tiene total control de Comité Ejecutivo estatal del Partido del Trabajo, quita y desquita a sus anchas.
Es gandalla, deshonesto y mala onda con sus colaboradores, a quien se sabe les llama “serviles”  y no sólo esto, sino además con el desprestigio que cayó al PT con este personaje, es un Partido Político del cual tiene todo el  control del presupuesto.  No cabe duda que Ángel Benjamín Robles Montoya, es de los actores políticos que no viven para servir sino para servirse, es lamentable que existan personas tan cínicas al interior del quehacer público, pues es claro que jamás harán nada por devolver aunque sea un poco de lo mucho que se han llevado a sus bolsillos. Desde aquí Ángel Benjamín Robles Montoya, te pasamos el dato de lo que el pueblo oaxaqueño piensa, siente y dice de tu persona y de tus acciones.

 

 

* Perdimos la guerra, Oaxaca en la sangre.  

Brevemente y a petición suya volvemos a incidir en un tema de profundo dolor para todos los oaxaqueños, la guerra contra el crimen organizado está perdida, ya no es necesario que sea de noche o en lugares poco seguros para ser víctimas del hampa. Personal de la policía, la cual está pasando por una de las peores crisis de imagen y proximidad con el pueblo oaxaqueño,  confirmó el asesinato a quemarropa de un joven de 17 años de edad, mientras viajaba en un camión urbano del municipio de San Juan Bautista Tuxtepec, en la Cuenca del Papaloapan.

Y como éste a diario suceden cosas lamentables en nuestro territorio.

Por hoy es todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.