Verduguillo (Donde la Verdad se Firma y se Afirma)

0
50

Descabeza: Javier Cruz de la Fuente

* Sangre y muerte en Oaxaca: bienvenidos turistas. 

 

Sin pretender ser alarmista, es sumamente preocupante lo que está pasando en nuestra entidad oaxaqueña ya que este 2018 ha representado ser uno de los años más marcados por la muerte y el dolor, este fin de semana ejecutaron a nueve personas, así es nueve que se suman a las más de 300 muertes cometidas en los últimos meses.

Asaltos, ejecuciones y sangre, son una constante, fíjese usted respetable lector, que este fin de semana no fue la excepción y lo peor es que estamos ya recibiendo a visitantes nacionales y extranjeros que piensan disfrutar su verano en alguno de los tres principales destinos turísticos como son: Oaxaca de Juárez, Huatulco o Puerto Escondido.

Pero al indiferente titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca, José Raymundo Tuñón Jáuregui le vale madre, total, su puesto y sus quincenas están seguras.
En pleno centro histórico de la capital oaxaqueña, unos hampones  que portaban armas de fuego, de dónde las consiguen con facilidad, decidieron hurtar un bonito hotel de nombre Aurora que se ubica en el centro de la ciudad capital y se dieron a la fuga abordo de una unidad de motor pintado como nada más y nada menos que como un taxi foráneo, pero esto no es todo, aún el domingo por la tarde los amantes de lo ajeno robaron la estación de servicio ubicada en Cuilapam de Guerrero y huyeron en una motocicleta.

Matan a 9: así es le informo que las corporaciones policiacas registraron nueve asesinatos violentos durante este fin de semana, en distintos móviles los cuales fueron reportados en las regiones de la Cuenca del Papaloapan, Istmo, Mixteca, Costa y Valle de Oaxaca.

El que más estremeció a la ciudadanía fue el que se registró durante un presunto enfrentamiento con bandas de delincuentes, tres personas fueron ejecutadas a balazos en la carretera federal que comunica de Huautla de Jiménez a Tuxtepec, en inmediaciones del municipio de Jalapa de Díaz.

Elementos policiacos localizaron más de 50 casquillos percutidos de diversos calibres en la escena del crimen, donde quedaron inermes los cuerpos de Bonifacio Pereda Carrera, de 60 años de edad; Marcos Uriarte Martínez, de 20 años, y Sabino Uriarte Larriaga, de 26 años de edad, trabajadores del volante en la municipalidad cuenqueña.

En tanto, en la región Istmo, la noche de viernes dos pobladores de San Blas Atempa fueron asesinados a balazos por sujetos desconocidos, por lo que la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) comenzó las indagatorias sobre este doble crimen.

La mañana del sábado en el municipio de San Juan Mixtepec, en la región Mixteca, dos personas fueron ultimadas a balazos, presuntamente debido a un conflicto agrario con la comunidad de Santo Domingo Yosoñama.

Ese mismo día, el exagente municipal de Collantes, Rey Toscano Salinas, fue asesinado.

¡Qué poca madre! Dice con rabia el Pueblo Oaxaqueño.

 

 

* Por más AMLO que llegue, si no cambiamos nosotros seguiremos en las mismas. 

El Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha propuesto una serie de medidas de austeridad y combate a la corrupción indicando que bajará los altísimos salarios de la clase política, lo cual en discurso suena muy bien.

Habría que ver si estas medidas en la realidad son posibles de llevarlas a acabo, pero de antemano le invito mi lector a hacer un examen de conciencia, a correr la voz entre nuestro circulo de familiares, amigos, vecinos, con todos los que podamos, dejemos ya de pensar que el Gobierno tiene la responsabilidad de todo, como si fueran magos, nosotros, debemos cambiar de raíz también, desde cosas muy sencillas, como respetar los semáforos, no dar mordidas a los agentes de vialidad, no usar aplicaciones pirata para nuestros teléfonos, no robarnos el wifi del vecino, si queremos cambiar también hay que cambiar nosotros mismos.

Pues fíjese que en su paso por Oaxaca, el académico Mauricio Merino, al impartir la conferencia “El Combate a la Corrupción y la Política Nacional Anticorrupción” organizada por el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Oaxaca (IAIPO), dijo sin tapujos que “No hay posibilidad de combatir la corrupción solo con discursos o amenazando a los corruptos, la corrupción es la causa de muchos males pero es consecuencia de lo que hemos dejado de hacer, por lo que tenemos que combatir este mal desde sus causas”.

Ante este tema, nos quedamos con otra de las consideraciones que nos parecen adecuadas que es “Se puede repartir el poder en las urnas y ejercerlo de manera arbitraria; sin embargo, la transparencia, el combate a la corrupción y la rendición de cuentas constituyen la segunda parte de la ecuación” .

Qué tal y si nos proponemos a cambiar nosotros también.

 

 

* Ahí vamos en materia económica, al menos no en picada

Luego de que pasará ya la primera quincena después de las elecciones, y toda esta rumorología que se dejaba sentir que si ganaba AMLO se iba a colapsar el peso, que todo iba a subir, que todo iba a estar peor, hay luz verde para nosotros los ciudadanos en materia económica.

Le cuento: Nuestro reportero económico nos indica que un artículo publicado por Forbes ha escrito sobre la importancia de las fuerzas armadas, las cuales vienen a colación también por tener una exposición aquí en Oaxaca en el bosque el Tequio.

El texto indica que las Fuerzas Armadas representan la institucionalidad del Estado Mexicano y, con ello, permiten que se puedan realizar las actividades esenciales para cualquier sociedad, generando, así, desarrollo económico.

Una de las actividades que desempeñan las Fuerzas Armadas, y que resulta emblemática por su apoyo económico y social, se refiere a los programas y planes de acción para apoyar a la población ante desastres naturales.

A través de programas como el Plan DN-III-E o el Plan Marina, las Fuerzas Armadas contribuyen a reducir la ventana de tiempo en la que se ve afectada la vida cotidiana de las comunidades, lo que implica una reactivación de las actividades económicas a nivel local con mayor rapidez.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Gobernación, el impacto acumulado real de los desastres naturales en México entre 2000 y 2017, ascendió a 528,396.2 millones de pesos.

Esta cifra representa el 10% del total del presupuesto aprobado para el año 2018. No obstante, esta cifra pudo haber sido mucho mayor de no contar con el Plan DN-III-E y el Plan Marina. Adicionalmente, la inversión destinada a sus actividades fundamentales resulta también ser un detonante de las demás actividades económicas del país.

Por hoy es todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.