Verduguillo (Donde la Verdad se Firma y se Afirma)

0
978

Descabeza: Javier Cruz de la Fuente

* La división y encono, nuestras peores amenazas. 

Los primeros quince días del gobierno esperanzador y propositivo de Andrés Manuel López Obrador están llegando y ¡vaya! Que ha habido temas de interés y muchas, muchas contradicciones. Volvemos a reiterar que el discurso de combatir la corrupción es sin lugar a dudas una de las banderas que ojalá y si, se logren consolidar y mantener desde la clase política de Morena en estos seis años y que tenga calado en la sociedad mexicana.
Sin embargo, respetados lectores, lo que hoy nos ocupa son la división y ese rancio encono que persiste en nuestra gente, está manifestado en nuestra idiosincrasia y sin piedad se transmite de generación en generación. Sería un lugar común y hasta una tomada de pelo de mi parte, decirle que el cambio no sólo es asunto del gobierno, que está en uno y leernos muy positivos para echarle ganas, pero no, no caeré en ese gastado exhorto. Esta vez, la presente columna está enfocada a observar a la división y el encono como sentimientos que seguirán presentes, y que entonces el cambio hay que lograrlo con esos fantasmas en nuestro espacio.

 

Como un ejemplo de este escenario, permítame informarle de un tema que podría ilustrar mejor a lo que hoy les compartimos, fíjese que el pique que trae el presidente gringo con el gobierno mexicano y con su pueblo, el rechazo pues, no ha detenido ni detendrá que ambas economías dancen y converjan debido a que el mundo hoy es global y sin fronteras. Así lo demuestra la noticia sobre que México le vende más lavadoras a EUA pese a salvaguarda de Trump, algo verdaderamente estúpido y divisionista pues el gringo considera como UN DAÑO GRAVE A LA PRODUCCCION DE LAVADORAS NORTEAMERICANAS.

 

¿No es de risa?, podemos entender que el gobierno norteamericano intente blindar y asegurar la economía de su país, pero lo que no es comprensible es la idea de obstruir los mercados para una competencia y movilidad económica de ambas naciones e incluso con otras más. Pese a esto, desde enero y hasta el mes de septiembre 2018, nuestro país logró enviar a Estados Unidos 211.6 millones de dólares, en lavadoras y partes de ellas. Fue la empresa Whirpool la corporación que desde febrero de este año impulsó la salvaguarda por las consideraciones de grave daño a la producción de ese país, en tanto la Secretaría de Economía ha lamentado que pese a las cifras logradas, la  inclusión de México en la aplicación de salvaguardas a la importación de lavadoras domésticas a Estados Unidos, ya que la propia Comisión de Comercio Internacional concluyó que no existen perjuicios para la industria estadounidense. El cobro, lastima a las importaciones dentro del cupo de 1.2 millones de lavadoras anuales, tienen un arancel del 20% y apara aquellas fuera del cupo esa tasa sube a 50 por ciento. Divisiones y enconos, que como este ejemplo observamos en los diferentes entornos, así que sigamos dando lo mejor de nosotros porque el enemigo siempre buscará cómo joder.

 

* Se pasan prohibición de unicel por el Arco del triunfo. 

Recordará usted que un tema que hemos tratado en este espacio periodístico es la medida tomada contra los productos de unicel o el uso del popote, sin embargo, la ambición y conflicto de intereses de varias tiendas de autoservicio y comercios por vender y vender, han hecho que la medida se la pasen por el “arco del triunfo”, y violen un dictamen que opera en la capital de Oaxaca. Hasta el momento existen 50 observaciones de establecimientos que no han acatado la medida, estos apercibimientos contravienen el dictamen publicado el 4 de octubre de 2017 en la Gaceta Municipal, establece amonestaciones, multas, suspensión temporal de actividades y clausura, al comercio fijo o ambulante que utilice envases de unicel para la expedición de alimentos en el municipio capitalino. Sin embargo, desde entonces y a la fecha, las tiendas de autoservicio continúan con la venta de alimentos como frutas secas, champiñones o carnes, en bases de unicel. Aquí la pregunta es: ¿Damos la oportunidad de que pase un tiempo para que tanto empresas como sociedad, cambien estas prácticas? o con todo, y que se clausuren.

 

* Tiempos para meditar. 

Las últimas semanas de 2018 están transcurriendo y con ellas, la invitación a meditar nuestras acciones de éste y de años anteriores, ¿cambiamos? Y entiéndase cambio tanto para bien como para mal, o seguimos siendo iguales. Si nos ha pasado que cambiamos, esperemos que sea con un enfoque positivo, por el bien de nuestra persona en primer lugar y por el bien de nuestras relaciones con los demás, por el bien de nuestro tránsito por esta vida y porque no para el buen humor social.

Por hoy es todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.