Verduguillo (Dónde la Verdad se Firma y se Afirma)

0
1774

10 Ene 2020

Descabeza: Javier Cruz de la Fuente

* ¿Y la salud de los mexicanos?.

¡Ni es seguro, ni es popular! Como grito de batalla, hace mas de dos años, el candidato a la presidencia de la republica Andrés Manuel López Obrador, arengaba en sus mítines a su publico que le gritaba y aplaudía a rabiar, ¡vamos a tener un sistema de salud como el de Finlandia, como el los países desarrollados, gratuito, con todas las medicinas para todos los padecimientos! Expresaba con su tono inconfundible; frases que le trajeron muchos adeptos, argumentando que la corrupción que se vivía en el seguro popular afectaba a la atención medica de los mexicanos, adeptos que nunca dimensionaron las palabras del sedicioso candidato, que iba en contra del sistema establecido en el tema de Salud; ahora, la cosa es diferente, en el mes de noviembre el poder legislativo aprobó los cambios a la ley general de salud, más claro, el día viernes 29 de noviembre del año 2019, en el diario oficial se emitió el “decreto por el que se reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la ley general de salud y de la ley de los institutos Nacionales de Salud”, con esto les estaban cantando las golondrinas al Seguro Popular, institución que se creó en el sexenio de Vicente Fox, siendo Secretario de Salud Julio Frenk y que se presentó como una alternativa para potenciar y financiar la atención médica, teniendo en consideración la vulnerabilidad económica familiar ante una enfermedad de los mas pobres, que en su momento el Dr. Julio Frenk expreso con certeza que muchas familias se quedaban sin patrimonio por pagar una atención medica; durante 18 años el seguro popular se iba asentando  y palpando como la solución al problema en el pago del tratamiento de enfermedades muy costosas, como son todo tipo de cáncer, como las quimioterapias, que se pagaba con un fondo de gastos catastróficos; el andamiaje de esta política pública, como lo dicen los ex secretarios de salud federal, julio Frenk, maestro y docto en salud pública y social catedrático reconocido a nivel mundial, Salomón Chertorivski Woldenberg doctor en economía, experto en economía social, en especifico de Salud, Mercedes Juan reconocida en temas de políticas en salud y José Narro otro reconocido especialista en salud pública, iba tomando forma, no era necesario desaparecer el seguro popular, lo mas importante era fortalecerlo y blindarlo mas para evitar desvíos de recursos, pero el demonio  de Macuspana, prefirió desaparecerlo a través del decreto antes mencionado, argumentando “corrupción”, pero, hablando de Oaxaca, el peor director del seguro popular, uno de los mas corruptos funcionarios del aquel entonces gobernador Gabino Cue, Rogelio Hernández Casares, quien llevo a los últimos lugares a nivel nacional en indicadores de atención y calidad al Seguro Popular del estado de Oaxaca, ahora es nada mas y nada menos que el  titular de la Comisión Nacional de Hidrocarburos en el gobierno federal actual, que de palabra combate la corrupción, ¿entonces? Somos o no somos. Hoy estamos viviendo la peor crisis de falta de medicamentos e insumos, a nivel nacional, para acabarla de fregar, el primero de enero se canceló el Seguro Popular y algunos hospitales de tercer nivel están cobrando precios estratosféricos por las consultas y las atenciones médicas, además, que el paciente tiene que comprar sus medicamentos que están verdaderamente caros, miles de pesos, ahora si parafraseando a Julio Frenk, van a tener que vender hasta sus animalitos para tratar de curarse;  ahora sí: ni hay Seguro, ni hay medicamentos, ni hay pies ni cabeza en la atención médica. Y solo hablamos de atención médica de segundo y tercer nivel, la locura va a ser completa cuando por falta de prevención y promoción a la salud se presenten brotes de enfermedades y no habrá vacunas o insumos para combatirlas. Cuidado, si no dan reversa, vamos a tener un sistema de salud peor que el de Venezuela que ocupa el último lugar de acuerdo con el ranking mundial elaborado por CEOWorld Magazine a mediados del 2019.
Por otra parte, debido a la falta de dinero, en el Estado de Oaxaca, los trabajadores de la salud y sus delegados sindicales están empezado a expresar sus inconformidades, cuidado autoridades federales y estatales, este gremio en Oaxaca, pueden ser la punta de lanza para que se arme una revuelta que puede llegar a tener grandes dimensiones. Es advertencia, no soy Nostradamus.

Por hoy es todo.

jcruzdelafuente@gmail.com

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.