Verduguillo (Dónde la Verdad se Firma y se Afirma)

0
3076

Verduguillo (Dónde la Verdad se Firma y se Afirma)
Descabeza: Javier Cruz de la Fuente

* El nuevo coronavirus.

La ciudadanía  mexicana el día de hoy esta aterrada y haciendo compras de pánico debido a la información mundial de la infección por un virus de la familia del coronavirus, el Gobierno Federal, los gobiernos estatales y municipales no han dado una información confiable y veraz, como que la sociedad no le cree a las palabras de AMLO y sus subalternos, principalmente a Andrés Manuel López Obrador que quiere ser todólogo, se viven momentos diferentes, como se vivieron en la epidemia de la influenza AH1N1 del año 2009, hace diez años, bien recuerdo, desde que se presento el primer caso, y sospechando que se trataba de un virus cuyo origen fue por un puerco se le inicio a llamar influenza porcina a uno de los primeros casos que se presentó en Oaxaca, los epidemiólogos de la UIES (unidad de inteligencia epidemiológica de Oaxaca) descubrieron el caso  y emitieron el llamado de emergencia, las medidas preventivas en ese emergente año  fueron claras y precisas, no saludar de mano, no saludar de beso, evita áreas concurridas, si presenta sintomatología de infección respiratoria aguda acuda al médico, indicaciones que hasta el Presidente de la República Mexicana, Felipe Calderón las aplico, recuerdo que en esos días se inauguró el hospital de especialidades de Salina Cruz, llego Felipe Calderón a inaugurarlo, un funcionario de primer nivel del Gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz Ortiz llego de “queda bien” con el Presidente a saludarlo extendiéndole la mano, el Presidente alzo la mano y le dijo, -no saludar, es una de las indicaciones de los médicos para evitar el contagio de la influenza-, a ese nivel estaba el conocimiento y aplicación de reglas en el año 2009, traigo la anterior anécdota a colación, por que ante la presencia de casos importados del coronavirus en México, y a pesar que el Subsecretario de Salud Federal se desgañita explicando las medidas de prevención, al Presidente de la República Mexicana le vale un comino, sigue saludando de beso y abrazando a todo mundo, todo un demagogo, es decir no toma con seriedad la emergencia que se vive en México, a pesar de eso, debemos nosotros como sociedad acatar las indicaciones que escuetamente brindan la Secretaria de Salud Federal, la estatal y los especialistas en salud pública. Dicen que el coronavirus no es tal letal como la influenza, solo se muere el 3% de los pacientes que la padecen, ¿alguno querrá ser de ese 3%?; Por otra parte, por este medio así como hemos sido críticos duros en contra de los funcionarios, me permito reconocer al Maestro Donato Casas, Secretario de Salud en Oaxaca, pues el Laboratorio Estatal de Salud Pública, esta reconocido con el primero en procesar y leer las pruebas para identificar el coronavirus, Felicidades Secretario de Salud y felicidades trabajadores del LESPO.

 

* Sigue el berrinche.

Tristemente, no solo hay notas buenas en los Servicios de Salud de Oaxaca,  (SSO), también hay notas malas y repercuten en el accionar de los mismos SSO;  los de la Sección Sindical 35 por acuerdo de sus dueños, indican a los agremiados que hay que apoyar al misógino líder de Regulación Sanitaria Juan Cruz Ríos para solicitar la salida de la Química Mariela Peña Burón, esto ya es un berrinche de Juan Cruz Ríos y  de Mario Félix Pacheco, ya se cumplió una semana de brazos caídos en dependencias de los SSO de la ciudad capital de Oaxaca y siguen aferrados a que Mariela Peña Burón se vaya por querer aplicar la normatividad, y si Mariela Peña Burón violo algún estatuto de las condiciones generales de trabajo y alguna ley, lo conveniente es que Juan Cruz Ríos o el afectado ponga una denuncia judicial en contra de la misma, pero no afectar a cientos de pacientes por este cenutrio berrinche de dos dueños de la sección sindical 35 de salud en  Oaxaca.

Por hoy es todo.

jcruzdelafuente@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.